Los materiales más usados en impresión 3D

just-make-3d-printing-center-justmake-valencia-impresion-3D-imprimir-termoplasticos-personalizar-producto-filamento

En la producción de cualquier pieza en 3D, en general, los materiales más utilizados suelen ser el acrilonitrilo butadieno estireno o ABS, el ácido poliláctico o PLA, el poliestireno de alto impacto o HIPS, similar al ABS, el tereftalato de polietileno o PET, además del laywood, el ninjaflex o el nylon.

Ahora bien, ¿qué caracteriza a cada uno de estos materiales? ¿por qué emplearemos uno u otro? Ya que, en Just Make, somos los expertos vamos a exponer las diferencias que existen entre los materiales más usados en la fabricación de productos de impresión 3D. En concreto, nos centraremos en los filamentos termoplásticos, un mercado que está en constante desarrollo y continuamente presenta nuevos materiales.

No obstante, repasemos los tipos de termoplásticos más comunes:

ABS. Para que te hagas una idea, las piezas de LEGO son de ABS. Aunque, duro, rígido y con resistencia química y a la abrasión, el ABS sufre daños al exponerse al sol. Además se disuelve con la acetona. Para su manipulación, requiere una temperatura de cabezal de 240ºC y 110ºC de bandeja. Las posibilidades de color, igual que con el PLA, son casi infinitas.

PLA. Obtenido del almidón de maíz, es biodegradable, huele a comida cuando se derrite y su acabado es más brillante y con esquinas mejor pulidas que con ABS (aunque la textura no es tan suave). La temperatura de cabezal ronda los 210ºC y la de la bandeja será de 60ºC.

HIPS. Similar al ABS, requiere de las mismas temperaturas de cabezal y cama. Soluble con D-Limoneno, pero resistente a la acetona. Se usa sobre todo para crear las piezas con espacios huecos.

PET. Especial para botellas y otros envases por su capacidad de cristalización. El producto es una pieza transparente con gran resistencia a los impactos y muy fuerte. Las temperaturas son iguales a las del PLA.

OTROS. Por otro lado, tenemos el (1) laywood y el (2) ninjaflex y cuyas temperaturas son similares (casi exactas) a las del PLA. El primero, en frío, parece madera, presentando incluso vetas; el segundo permite crear piezas flexibles, con la misma consistencia que una goma. Por su parte, el nylon es, tal vez, uno de los materiales más complicados de manipular en la impresión 3D por su falta de adhesión a la bandeja y tiende a coger humedad, haciendo que requiera de cuidados previos cuidados especiales. A pesar de ello, resulta ser un producto flexible, de alta resistencia al desgaste y la temperatura, poco viscoso, con variedad transparente, etc.

 

Para conocer otros materiales echa un vistazo aquí, o aquí, o aquí.

Lastest Update: marzo 31, 2015